lunes, 24 de septiembre de 2012

Remakes de mierda

Colin Farrell intentando vaporizarse después de ver la basura que acaba de protagonizar...

En diciembre de 2008 publiqué un iracundo post acerca de la crisis de ideas que asolaba a la industria del cine de masas de aquel momento. Casi cuatro años después, poco o directamente nada ha cambiado: seguimos experimentando (cuando no sufriendo) en carne propia un cine hollywoodiense mucho más cargado de adaptaciones, secuelas y remakes que de ideas originales, creativas o al menos ingeniosas. Por cada 'Origen' que ha surgido en los últimos años, hemos tenido cinco remakes, diez secuelas y veinte adaptaciones literarias. Eso no es necesariamente negativo siempre y cuando se haga bien, pero el problema llega cuando dichos remakes cogen la obra original, la desvirtúan y la convierten prácticamente en una parodia de sí misma.


Empezaré diciendo que sí, que hay remakes interesantes, buenos, muy buenos o que directamente superan con creces a la obra que están readaptando para el celuloide de los tiempos modernos. Distintos casos son los siguientes:

  • The Magnificent Seven (Los Siete Magníficos) - Adaptación de 'Los Siete Samuráis' de Akira Kurosawa, se trata de una película que sin superar a la original se erigió como un western rodado con gran pulso narrativo por John Sturgess, con un reparto de bandera y una banda sonora inolvidable por cortesía del gran Elmer Bernstein.
  • Invasion of the Body Snatchers (La Invasión de los Ultracuerpos) - Mucho menos naïf y obsoleta que la cinta de culto de Don Siegel, esta versión de Philip Kaufman supera con mucho a su precedente en todos los sentidos, incluyendo un final inesperado de esos que te dejan plantado en la butaca y con la respiración agitada.
  • Cat People (El Beso de la Pantera) - Pese a que 'La Mujer Pantera' del maestro de la serie B Jacques Tourneur es una cinta sugerente y brillantemente ejecutada y el remake de Paul Schrader no consigue estar a su altura, en esta versión hay elementos muy interesantes como un trabajo de fotografía precioso, dos grandes interpretaciones por parte de Natassja Kinski y de Malcolm McDowell, ciertos toques mitológicos y oníricos muy beneficiosos para el film y sobretodo una brillante banda sonora de Giorgio Moroder que incluye la genial canción 'Cat People (Putting Out Fire)' de David Bowie.
  • The Thing (La Cosa: El Enigma de Otro Mundo) - ¿De veras hace falta que explique por qué esta película es una genialidad?
  • Scarface (El Precio del Poder) - Otra que simplemente es de visionado obligatorio: mucho más violenta, descarnada, compleja y sobretodo libre y menos ingenua que la ya de por sí magnífica original de Howard Hawks.
  • Cape Fear (El Cabo del Miedo) - Por más que la original sea considerada un clásico, un servidor prefiere de largo la excesiva pero diabólicamente entretenida y visceral versión que Scorsese realizó con un Robert De Niro ofreciéndonos un personaje inolvidable con su versión de Max Cady (muy superior a la encomiable pero algo rutinaria interpretación de Robert Mitchum).
  • Heat - En este caso, se trata de un remake realizado por el propio director Michael Mann, quien aprovechó para engrandecer y mejorar años después, con la ayuda de un inmejorable reparto, su obra 'Corrupción en Los Angeles'. El resultado es sencillamente redondo, una obra maestra dentro de los thrillers de los años 90.

Luego hay bastantes más que me dejo, como 'Por un puñado de dólares', 'The Fly (La Mosca)', 'Reservoir Dogs', 'The Departed (Infiltrados)', '3:10 To Yuma (El Tren de las 3:10)'... Pero creo que ya captáis la idea.

Lo malo es que luego nos llegan abominaciones audiovisuales como la "película" (por así llamarla) contra la que rajé en el artículo sobre la falta de ideas: la infecta 'Ultimatum a la Tierra' de 2008, una orgía de efectos especiales baratos con un reparto vilmente desaprovechado (exceptuando a Keanu Reeves ofreciendo un trabajo interpretativo lamentable) y un guión vergonzoso, producida por una 20Th Century Fox en pleno proceso de lobotomización por cortesía del directivo Tom Rothman, dirigido por un Scott Derrickson totalmente desganado (nada que ver con su trepidante dirección para 'El Exorcismo de Emily Rose') y de una paupérrima calidad en todos los aspectos.

A tomar por el culo, me vuelvo a Matrix...

Otro caso señalado es 'Total Recall (Desafío Total)', que se ha estrenado esta semana en nuestras carteleras: ¿qué sentido tiene adaptar la icónica obra dirigida por Paul Verhoeven que se convirtió por derecho propio en una de las más recordadas películas de ciencia ficción y acción de los años 90? No se puede superar la energía y el carisma que esa película desprende durante cada minuto de su metraje, ni su ritmo endemoniado, ni el grandísimo diseño de producción que nos brindó una exagerada pero inolvidable descripción de Marte, ¡y ni mucho menos la inmejorable banda sonora de Jerry Goldsmith, utilizada hasta por Canal + durante los partidos de fútbol de los domingos!

Pero lo que ya es de juzgado de guardia es destinar un presupuesto mucho más que considerable para darle la película a Len Wiseman (un artesano competente pero excesivamente frío, impersonal y flipadete) y acabar convirtiéndola en un insulso clon de 'Blade Runner' (atreveos a decirme que la lluviosa ciudad planteada en esta nueva versión no es exactamente igual que la de la cinta de Ridley Scott) que coge elementos del subgénero cyberpunk y hace un batiburrillo argumental que no sabe si rendir homenaje a la original o si crear una trama completamente distinta, perdiendo por el camino todo sentido del humor (vamos a ver, la de Verhoeven jugaba con ventaja al no poder ser tomada en serio), la ambigüedad que respiraba todo el metraje (¿Estamos presenciando un sueño o el descubrimiento de una identidad olvidada?) y sobretodo la emoción. Todo en esta nueva versión es absurdo, precipitado, falto de coherencia argumental, serio y frío de cojones (no hay interacción alguna entre personajes ni progresión emocional de ningún tipo); ergo, acaba siendo un remake aburrido que jamás tendría que haber salido de las páginas del guión.

Y lo que ya es sangrante es el remake que se prepara de 'Robocop'. ¿Qué necesidad hay? De nuevo están cogiendo una obra memorable de Verhoeven y la están sodomizando, contando con un guión que ya ha sido calificado como "tan malo que provoca dolor de estómago" por Drew McWeeny de HitFlix y con una producción que el director José Padilha (director de las dos trepidantes entregas de 'Tropa de Élite') ha definido como "una pesadilla". Lo peor de todo es el nuevo traje... Juzgad vosotros/as mismos/as:

¿Me lo parece a mi o este nuevo "diseño" parece el hijo con problemas de Iron Man y de Pepsiman?

¿Qué será lo siguiente? ¿Un remake de 'Los Goonies' (dirigido por Michael Bay) con muchos tiros y explosiones en que los protagonistas son un grupo de adolescentes salidos que escuchan Dubstep y leen revistas eróticas en sus ratos libres? De momento, al paso que vamos, ya preparan una versión de 'Las Tortugas Ninja' en la que las tortugas son alienígenas y donde Casey Jones tiene una trama romántica de vital importancia... ¡A ver si vuelve la creatividad a Hollywood, falta hace! Por ahora, esperaré como agua de mayo 'Looper' de Rian Johnson, que no solo tiene una pintaza sino que coge una idea ya manida (los viajes en el tiempo) y le aporta un toque fresco muy agradecido al género de la ciencia ficción: