lunes, 20 de agosto de 2012

Un tributo al cine de Tony Scott (D.E.P., 1944-2012)


Hoy, todas las redes sociales, páginas de cine y noticiarios en general se han hecho eco a nivel internacional de la trágica muerte del cineasta Tony Scott, quien se lanzó desde el puente de Vincent Thomas (San Pedro) ayer a las 12.30 del mediodía, dejando previamente una nota de suicidio en su coche. Celebridades como Stephen Fry, James Gunn o Elijah Wood no han tardado en dejar sus sentidas condolencias en Twitter y en general la conmoción se ha hecho pública, generándose un debate acerca de las posibles razones del suicidio y, sobretodo, haciendo valoraciones acerca de la filmografía que ha dejado tras de sí.

Hermano frecuentemente menospreciado de Ridley Scott ('Blade Runner', 'Gladiator', 'Prometheus'), el bueno de Tony fue el autor de cintas tan variopintas como, entre muchas otras, 'Top Gun', 'Superdetective en Hollywood 2', 'Días de Trueno', 'Marea Roja', 'Amor a Quemarropa' (guionizada por nada menos que un joven Quentin Tarantino que no quedó nada satisfecho con el resultado final), 'El Último Boy Scout', 'Enemigo Público', 'Spy Game', 'El Fuego de la Venganza', 'Domino', 'Déjà Vu' y de las recientes 'Asalto al Tren Pelham 123' e 'Imparable'. Su estilo no dejó indiferente a nadie: adrenalítico, pictórico y claramente excesivo (con un uso del montaje rayano en lo barroco por un cierto -ab-uso de los efectos y de los cambios de velocidades), Tony Scott usaba la luz y el encuadre como su particular forma de componer pintura audiovisual, de forma que su sello era amado u odiado, sin medias tintas.

Claro está que no siempre rodaba los mejores guiones, que en su filmografía hay cintas pésimas y que cometió errores al querer arriesgarse mucho ('Domino' es quizás el mejor ejemplo de película fallida dentro de su carrera), pero al mismo tiempo se trata de un cineasta reivindicable cuya firma ha dejado una impronta en cineastas de acción como Michael Bay o Joe Carnahan, entre otros, y que nos ha dejado escenas memorables como las siguientes.

Es por ello que, aparte de dejar mi pésame aquí escrito, quisiera dedicarle un pequeño tributo en forma de vídeos insertados.